El grupo holandés Greenes Group elige e instala los galardonados depósitos de gas natural comprimido (GNC) fabricados con refuerzo HiPer-tex™ de 3B-the fibreglass company

Battice (Bélgica) – 29 de marzo de 2011 – Greenes Group es una de las primeras empresas de Holanda de instalación y adaptación de depósitos de gas natural comprimido (GNC) para automóviles y vehículos comerciales ligeros, ha decidido equipar sus vehículos con depósitos fabricados con la fibra de vidrio de altas prestaciones HiPer-tex™ de 3B Fibreglass.

El concepto y el diseño del depósito de GNC ha recibido recientemente el reconocimiento del sector, al ganar el Premio de la Sostenibilidad de Composites en la categoría Crecimiento de Mercado, concedido durante la feria de la American Composites Manufacturers Association’s (ACMA) Composites 2011, celebrada del 2 al 4 de febrero en Fort Lauderdale, Florida (Estados Unidos). Asimismo, fue finalista en la categoría de Transporte en el salón JEC Composites celebrado en París los días 29 a 31 de marzo, donde se expuso un coche equipado con los depósitos premiados.

Los depósitos de alta presión producidos con fibra de vidrio sustituyen a los fabricados con acero que, comparados con la fibra de vidrio, pesan mucho más. Marc Dirkse, el CEO de Greenes Group, dice: «Un cilindro de GNC típico de 32 litros de capacidad fabricado con fibra de vidrio HiPer-tex™ es 57% más ligero que un cilindro de acero equivalente, y el paso a esta solución se traduce en varias ventajas prácticas importantes para nuestros clientes, además de tener un impacto muy positivo en el entorno».

De hecho, gracias a su peso mucho más ligero, los depósitos de fibra de vidrio para GNC permiten recuperar una carga útil perdida, algo que en algunos casos resulta muy importante. Como en las furgonetas comerciales, donde se pueden incorporar hasta 10 cilindros, y 8 de ellos debajo del vehículo. En la mayoría de automóviles se instala un máximo de 4 cilindros, lo que permite recuperar espacio perdido para asientos (de pasajeros), frente a la opción del cilindro de acero más pesada que afecta negativamente a la carga útil legal total de los vehículos. 

Marc Dirske añade: «En Greenes también ofrecemos un servicio de alquiler y leasing, y todos nuestros vehículos que funcionan con gas natural confían en un proceso de combustión mucho más limpio y emiten niveles de contaminantes considerablemente inferiores en comparación con las furgonetas y los automóviles que utilizan combustibles tradicionales como la gasolina y el gasoil, o incluso el GLP.»

«El uso del gas natural como combustible reduce los niveles de emisión de C02 a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la producción hasta los gases de escape, todo lo cual se traduce en una gran contribución a la mejora de la calidad del aire y a la creación de un entorno más sano», concluye Dirske. Además de las ventajas medioambientales, conducir un coche alimentado con gas natural cuesta considerablemente menos, porque los ahorros de peso reducen el consumo de combustible, contribuyen a una mejor aceleración y ayudan a reducir la abrasión del embrague y de los neumáticos.

Los depósitos de GNC hechos con fibra HiPer-tex™ son una sustitución verdaderamente viable a los cilindros de acero más pesados. 3B colabora con varios socios industriales para desarrollar soluciones versátiles para una variedad de depósitos de alta presión destinados a las aplicaciones finales más diversas y sofisticadas.

«HiPer-tex™ puede resistir impactos enormes, tiene una durabilidad impresionante a largo plazo debido a la gran resistencia mecánica de la fibra y presenta una resistencia considerablemente mayor a la fatiga», dice Eric Debondue, Jefe de Desarrollo de Producto de 3B.

«Combinado con la  alta resistencia a la corrosión de la fibra HiPer-tex™, estas propiedades exclusivas permitieron a los depósitos (fabricados por GASTANK Sweden AB) cubrir la estricta normativa ECE R110 que regula el uso de cilindros a presión de Tipo IV para almacenar gas natural comprimido para vehículos», añade Debondue.

Holanda es actualmente el segundo productor de gas natural de la UE (y el noveno del mundo), y la mayoría de su producción se concentra en los yacimientos de la provincia de Groninga, a orillas del Mar del Norte. Gracias a las importantes ventajas medioambientales que se pueden obtener, en este país se está extendiendo el uso del gas natural como combustible viable para el transporte colectivo, y ya son más de seiscientos los autobuses de transporte que circulan por territorio holandés alimentados con gas natural.

Para responder a esta creciente demanda, el número de estaciones de servicio que ofrecerán puntos de repostado de GNC a finales de 2011 aumentará un 25 por ciento hasta llegar al centenar, y se espera que para 2014 se habrá duplicado para responder a las necesidades de los automóviles y de los vehículos comerciales de todo el país.